Crónica de la primera jornada de preliminares de 2019

Los Mirinda y Marwan se coronan como favoritos de la noche.

Crónica de la primera jornada de preliminares de 2019

La primera jornada de preliminares ha comenzado con la peculiaridad de celebrarse un martes, un día después de lo que estamos acostumbrados debido al bajo número de murgas participantes este año.

 

Los Callejeros

 

Los Callejeros fueron agraciados en el sorteo del orden de actuación con la responsabilidad de dar el pistoletazo de salida del concurso este año. Se han encontrado con un problema ya frecuente: un público que, a pesar de tener ganas de disfrutar por fin de nuevos repertorios, aún no estaba completamente metido en faena y se antojaba algo frío. Nos presentan a un grupo de calvos que intentan ver siempre el lado positivo de su alopecia a pesar de sentir que les falta algo desde que han perdido el pelo que antes tenían. Han llegado con ganas, cantando fuerte y sin achantarse frente al público. Está claro que quieren repetir el éxito del año pasado y pasar a semifinales, para así poder hacer disfrutar una vez más al público con su personaje.

 

Los Informales

 

Este año Los Informales querían dejarnos claro que ellos no son perfectos, sino edición limitada. Esta frase en su estribillo acompaña estupendamente al tipo que presentan en este 2019 donde cada uno de ellos es un personaje con una rareza: Un cabezón, un sordo, un ciego… Han dejado muy claro que con su actuación quieren luchar por el amor propio y por apreciar la belleza interior de cada uno. En general podría decirse que su actuación está repleta de buenas intenciones, ya que cabe destacar que su primer pasodoble fue dedicado al bullying en las escuelas y el segundo al machismo y a la ley de violencia de género. Se han ganado el aplauso del teatro que, si bien ha recibido positivamente las ideas que difundían, no ha quedado tan encantado con la ejecución musical y vocal de la agrupación. No sabemos que le deparará el concurso a estos ‘bichos raros’, pero resulte lo que resulte pueden quedarse con buen sabor de boca tras su actuación este año.

 

Los Mirinda

 

Antes del descanso le llegaba el turno a una de las murgas más esperadas de la noche. Los Mirinda se han presentado este año como un grupo de señoras en clase de zumba y de Yoni, su entrenador. Todos los miembros de la murga han estado al 200% metidos en su papel, llegando incluso a cantar y hacer ejercicios al mismo tiempo. Si bien afirman que aun no han perdido ni un gramo, dicen estar muy contentas con su físico, llegando a comparar sus traseros con el de la famosa influencer americana Kim Kardashian. Como buenas marujas han hecho un repaso completo de la actualidad haciendo gala del humor que siempre les acompaña, sin dejar atrás la crítica en sus pasodobles. Se han ganado al público con la selección de músicas de su presentación y popurrí, ya que son canciones muy reconocibles y animadas que han hecho despertar a un López de Ayala que aún estaba algo dormido. Veremos a ver que les depara el concurso a estas deportistas.

 

Sa Tersiao

 

Este año la agrupación se presentaba como “Historias para no dormir”. Nada más alzarse el telón encontramos a dos figurantes que, acompañados por el cante de la murga nos explicaban como, sin buscarlo, les va a cambiar la vida con la llegada de un bebé. En ese momento se descubre el tipo de este año. Sa tersiao se presenta como un grupo de súper padres dispuestos a ser los mejores en la crianza de sus hijos. Cabe destacar el pasodoble que le han compuesto a las críticas que recibieron el año pasado tras su actuación y donde han dejado claro que ellos son los primeros que se ríen de sí mismos ante una baja posición como tuvieron hace un año. A pesar de tener algunos problemas de sonido, como el que las guitarras prácticamente no se escuchasen, han presentado este año una actuación muy dinámica que ha conseguido mantener la atención del público durante todo el repertorio.

 

Marwan

 

Se cerraba la primera jornada de preliminares con uno de los grupos más esperados de la noche. A pesar de la majestuosidad de su escenografía no han conseguido dejar claro a los asistentes cuál era su tipo de este año, ya que el disfraz en sí tampoco les ha ayudado demasiado. Se presentan como los asesores, en particular de ese demonio que nos guía en la toma de nuestras decisiones y se encuentra sentado en nuestro hombro. Siguen manteniendo su línea de murga crítica, repasando desde el conflicto de los taxistas hasta la situación en la que se encuentra nuestra fiesta. Han vuelto a hacer gala de una música espectacular aunque de cara a la semifinal tendrían que tratar de reforzar las voces que, en algunas ocasiones han llegado a sonar un poco bajito para la potencia a la que nos tienen acostumbrados.

Noticias relacionadas

Comparte