Nuevo intento de enfrentar a Mérida con Badajoz

El Presidente de la Asociación Cultural Carnaval Romano de Mérida se luce.

Nuevo intento de enfrentar a Mérida con Badajoz

Parece mentira que tanto nos guste a los extremeños tirar piedras contra nuestro tejado. Nunca he entendido muy bien por qué algunas personas se sienten a gusto intentando crear conflictos inexistentes entre Mérida y Badajoz. Los extremeños (no sólo los pacenses) llevamos años aguantando a aquellos señores que intentan adueñarse de los valores del Carnaval de Badajoz, y exportarlos, artificialmente, a base de insultos, pamplinas y mentiras a otras localidades.

 

El último ha sido Andrés Madrigal, que preside la Asociación Cultural Carnaval Romano de Mérida, en una entrevista concecida al diario online Extremadura al día. En ella, entre otras perlas que es mejor ni nombrarlas, suelta una serie de burradas ante las cuales es difícil quedarse callados.

 

La Brigada Antiardores con Waltrapas
Para Andrés Madrigal esta gente puede no ser de Badajoz

 

Señor Madrigal, lea y aprenda.

 

Explica usted que los emeritenses no han de ir a Badajoz para disfrutar del carnaval, puesto que lo que allí se hace es un "botellón disfrazado". La resaca tras un botellón de cinco días, que es la duración de esta fiesta, señor Madrigal, ha de ser insoportable, supongo. Supongo, igualmente, que las señoras mayores que el domingo disfrutan con el desfile no irán con una botella de Dyc en el moño, o que quienes se acercan a ver a una murga a algún bar tampoco llevarán en el abrigo los vasos y el hielo. De noche, sí, hay lugares donde se hace botellón, pero obviar el resto de actividades (de hecho, el botellón no es, ni de lejos, lo más importante de la noche carnavalera) denota un problemático desconocimiento de estas fiestas.

 

Dice, Don Andrés, que envidia el dinero que el Ayuntamiento de Badajoz se gasta con el carnaval. Puestos a envidiar, debería envidiar otras cosas y, justamente, no esa. Veo que no sabe que las agrupaciones pacenses han de costear los trajes y las fiestas de su bolsillo, o que el gasto promocional que destina el consistorio pacense es ínfimo. ¿Por qué no envidia que la gente salga masivamente disfrazada a la calle, o que sea Badajoz una de las tres ciudades españolas con un carnaval importante? ¿No sabe que el dinero que destina el Ayuntamiento lo hace justamente porque estas fiestas son multitudinarias, y no por otra cosa?  Si el resto de los seis pecados capitales los tiene tan bien controlados, tenga por seguro que llegará al Cielo...

 

Comenta también que un 80% de las murgas son de fuera. Señor Madrigal, o ha querido usted mentir con esta cifra, o carece de los más elementales conocimientos matemáticos. De ser esto cierto, de las 42 murgas de este año, 34 no serían de Badajoz. Si sólo hablamos del pasacalles, en él desfilaron en 2008 un total de 62 agrupaciones, de las cuales, según sus cálculos, 50 no eran pacenses. O se reestructura la base de las matemáticas, o deja usted de hacer afirmaciones sin ninguna veracidad. En su mano está no volver a hacer el ridículo.

 

En fin, Don Andrés, deje usted que sus conciudadanos disfruten del carnaval donde les dé la gana. Aunque le pese, Badajoz seguirá acogiendo con gusto a los cientos y cientos de emeritenses que viajan a Badajoz por febrero a disfrutar de uno de los carnavales más importantes de toda Europa. Usted, por supuesto, también está invitado.

Comparte