Claves para entender el conflicto entre Comercio y Badajoz

Os desglosamos los principales puntos para conocer los motivos del problema.

Claves para entender el conflicto entre Comercio y Badajoz

El conflicto generado por la negativa de la Junta de Extremadura a trasladar el día de apertura de los comercios del domingo de Carnaval al domingo siguiente es un tema que afecta a ámbitos que traspasan los meramente carnavaleros.

 

Queremos presentar algunos datos que nos ayudarán a comprender mejor las raices de la polémica, y cómo la misma afecta a la capital de la provincia y, por extensión, a toda Extremadura.

Artículo 1.2 del Estatuto de Autonomía

 

La Comunidad Autónoma de Extremadura, a través de sus instituciones, asume el ejercicio de su autogobierno regional, la defensa de su propia identidad y de sus valores, así como la mejora y promoción del bienestar de los extremeños.

Apertura de los comercios

En resumen, según la Ley de Comercio de Extremadura tienen libertad horaria los establecimientos destinados a la venta de pan y repostería, combustibles, floristerías, platos preparados y productos culturales -prensa, revistas, música, sellos, etc...-. También dispondrán de esta libertad las tiendas de conveniencia con una extensión útil de menos de 500 m2, y cualquier establecimiento que, sin entrar en las descripciones anteriores, tenga una superficie últil de 300m2 o menos.

 

Este tipo de comercios son los que predominan en Badajoz, y los máximos beneficiarios del turismo que atrae festividades tales como el Carnaval. A ellos hay que añadir los establecimientos destinados a la hostelería -pertenecientes a PYMES y autónomos locales-, que aumentan enormemente sus beneficios gracias a la afluencia de público durante las fiestas.

Cambios en la normativa y en el argumentario

La decisión de permitir o no la apertura de los comercios en domingos y festivos en aquellas ciudades declaradas Zonas de Afluencia Turística depende, en exclusiva, de la Consejería de Empleo, Empresa e Innovación de la Junta de Extremadura. Nada impide en la Ley que el calendario de apertura pueda ser modificado por dicha consejería, y ésta podría variar el mismo a petición de las partes interesadas.

 

En palabras del abogado Martín Chamorro, "se puede cambiar el horario comercial si hay buena disposición por las partes. Incluso de no llegarse a un acuerdo, el Estatuto de Autonomía da poderes para hacerlo aunque los grandes grupos de distribución se opongan. Solo hace falta voluntad política".

 

Los partidos de la oposición han hecho declaraciones similares, por lo que se presume que el trámite necesario para que se modificasen los horarios comerciales contaría con el respaldo de dichos grupos.

 

Por otra parte, hay que destacar el cambio en el argumentario que desde el Ayuntamiento se ha producido estos días, pasándose del "es imposible" al "no es fácil".

Hábitos comerciales y turísticos

No existe ningún estudio que indique que se pueda producir merma en el comercio por alterarse in extremis el horario de apertura al público de las grandes superficies. El "turismo comercial", como muchos lo llaman, es difícil de cuantificar cuando los grandes comercios solo han abierto un domingo desde que entrase en vigor la normativa.

 

Lo que sí que se conoce, y bien, es el impacto económico beneficioso que producen los Carnavales en la ciudad de Badajoz. Los millones de euros que la fiesta produce , tanto por el consumo interno como por el generado por el turismo, van a parar en su mayor parte a los bolsillos de los comerciantes locales, a los que afectaría sobremanera la desaparición de este "turismo festivo".

 

Hay que destacar, además, que los grandes comercios no cerrarían durante todos los Carnavales, puesto que nada les impide abrir el viernes, el sábado y el lunes.

La polémica no es nueva

El 5 de noviembre del año pasado, a petición de FALCAP, Miguel Ángel Rodríguez de la Calle, Concejal de Ferias y Fiestas del Ayuntamiento de Badajoz, se puso en contacto con Miguel Córdoba Pérez, Director General de Comercio e Inversiones de la Junta de Extremadura, para iniciar las negociaciones pertinentes para que el conflicto no llegase a producirse.

 

Se han dejado pasar casi cuatro meses sin dar solución a un problema que, a día de hoy y con prisas, puede que no se llegue a resolver. Y no se puede decir que ha sido por falta de tiempo.

No se pide el cierre del comercio

A pesar de que en algunos medios se están publicando informaciones tendenciosas al respecto, nadie pide a la Junta de Extremadura que no se abran los grandes centros comerciales durante marzo. Lo que se solicita es que se cambie un domingo por otro, nada más. Aunque se esté repitiendo insistentemente, no es que los carnavaleros no quieran trabajar, o que se quieran tomar un "día de descanso", simplemente se trata de que sea festivo el día grande de una Fiesta de Interés Turístico Nacional, y que tenga el mismo trato que otras festividades similares en otras grandes ciudades.

 

No hay que pasar por alto que muchos de los carnavaleros -comparseros o no- que solicitan que se imponga la cordura el día 2 de marzo son comerciantes. Los dueños de los pequeños comercios tienen claro que una medida como ésta podría afectar negativamente a sus negocios a medio y largo plazo, en beneficio de las grandes cadenas de distruibución.

Medios de comunicación

El impacto económico que supone el Carnaval de Badajoz a una región pobre como la Extremeña es ampliamente conocido, tanto que le hizo valedor en 2011 del premio Promoción de Extremadura otorgado por El Periódico Extremadura.

 

La fiesta supone uno de los principales motores turísticos de una ciudad fronteriza con escasa proyección nacional. En los últimos años, diversos medios nacionales han reconocido el Carnaval de Badajoz como uno de los tres más importantes de España, y el único a nivel nacional que se sustenta en tres pilares vitales: participación ciudadana, comparsas y murgas. La medida tomada por Comercio de Extremadura acaba en parte con el primero de ellos (al menos, durante la noche del sábado), y hace que el segundo se desmorone.

 

Por ejemplificar a dónde podría llegar la situación, todos los años diversos medios nacionales se ponen en contacto con esta web para solicitar información sobre nuestra fiesta. Este año, puesto que ya se conocen las características de este Carnaval, las preguntas se han centrado más en conocer qué ocurrirá con el desfile. El daño podría ser enorme.

Pensar en la ciudad

En contra de lo publicado por ciertos medios, FALCAP no se ha planteado cambiar la fecha del Gran Desfile de Comparsas, puesto que consideran que se ha de respetar el domingo de Carnaval y, de no hacerlo, se sentaría un peligroso precedente.

 

Lo que sí que tienen claro es que participarán en el resto de actividades que, con motivo del Carnaval, se celebren en la ciudad, como puede ser el desfile durante el Entierro de la Sardina de San Roque o la tamborada. Si se oponen a que el día 2 de marzo puedan abrir los comercios es, simplemente, porque piensan en su ciudad y desean lo mejor para la misma y para sus ciudadanos.