Crónica de la tercera jornada de preliminares

Una noche que vino cargada de sorpresas.

Crónica de la tercera jornada de preliminares

Siempre es agradable cuando ves el Concurso de Murgas que las agrupaciones te sorprendan con mejoras de cualquier tipo. Eso fue lo que pasó ayer con la puesta en escena de Las Nenukas, las letras de Yo no salgo y la música de Los Chalaos. La tercera noche de preliminares se cierra con la sensación de haber disfrutado en todas y cada una de las actuaciones.

 

Dakipakasa

Dakipakasa volvía al estilo que tantos exitos les ha proporcionado con una presentación que hacía que el publico rompiera en aplausos.Con una puesta en escena muy elaborada, como es habitual en ellos, presentaban una alegoría a la fundación de Badajoz y a la celebración del Milenio. Juan Carlos González volvía a las tablas con su grupo, cosa que no hacía desde hace varios años, y eso se notaba no solo en la calidad vocal a la que ya nos tienen acostumbrados sino también en la complicidad del grupo. Sin duda Dakipakasa ha cumplido los objetivos que se proponían y la gente está deseando volver a verlos en la la siguiente fase.

 

Yo no salgo

Las olas, la arena, los flotadores y hasta Pamela Anderson. A los chicos de Yo No Salgo no les faltó ni un detalle en la playa que nos montaron en el López de Ayala. Tenían hasta sillas de vigilante desde las que nos presentaban a su personaje de este año: un socorrista algo vago, muy moreno y que en vez de vigilar la playa se encargaba de ver cómo el publico disfrutaba de su actuación. El salto de calidad de estos chicos es innegable, y dieron la sorpresa a todos los presentes con su actuación. Veremos que tal se porta el jurado con ellos este año.


Las Nenukas

Hacían diez años, querían celebrarlo por todo lo alto y lo consiguieron con una presentación en la que se podían escuchar hasta seis instrumentos diferentes. Las Nenukas nos transportaban así al Rita´s, un bar de carretera que parecía recién sacado de la ruta 66. Los nervios pudieron jugarles alguna que otra mala pasada en ocasiones pero supieron templarse y sacar adelante una actuación en la que quisieron mostrar su apoyo a las comparsas y defendieron su derecho a ensayar de forma libre con la aparición de un miembro de los Caretos Salvavidas. Feliz cumpleaños, Nenukas, podéis estar contentas.

 

Ese Es El Espíritu

El jaleo se escuchaba desde el patio de butacas durante el descanso. Los chicos de Ese Es El Espíritu venían inquietos y cuando se subió ese telón pudimos ver la razón de ese alboroto. Eran unos monos que incluso se atrevían a subirse a los arboles que adornaban su puesta en escena. Con una presentación espectacular en la que los figurantes tienen un papel muy atractivo no pararon ni un momento en los veinte minutos de actuación, seña característica de la murga. Cantaron a temas de actualidad como Monago, la igualdad o la programación televisiva, pero lo que más llamo la atención a todo el publico fue la intensidad con la que defendieron su idea. Ese Es El Espíritu dejó muy buen sabor de boca, de eso no hay duda.

 

Los Chalaos

Estos gnomos de jardín cobraban vida en el Lopez de Ayala una vez que sus dueños se habían ido. Llevaban una actuación que no defraudó a los espectadores, de hecho el público rompió en aplausos cuando entonaron el pasodoble de la lucha contra el cáncer tras el que sacaron una bandera de la propia AECC. Pero ese no fue su único punto fuerte. Defendieron un popurrí con mucho ritmo en el que repasaron la actualidad sin olvidarse de nada: El pequeño Nicolás, el pregonero David Copito o Monago no faltaron entre sus cuartetas. Pidiendo a Canal Extremadura que emitiese las preliminares por televisión se metieron al público en el bolsillo. Veremos si el jurado ha disfrutado tanto como los aficionados y permiten a la murga cumplir su objetivo de pasar a la siguiente fase. Los Chalaos han dado el salto de calidad que su trayectoria en el Concurso les venía pidiendo.

 

La Callejita

Tenían a todo el publico despistado sobre de qué sería su disfraz y hasta que no se levantó el telón no hubo manera de saberlo. Iban de príncipe de Beckelar e hicieron las delicias de todos los dulceros de la sala. Aunque al principio de su actuación no se escuchase bien todo lo que decían, en cuanto consiguieron llevarse bien con los micrófonos pudimos escuchar una actuación en la que se le pudo notar mucho más tranquilos de lo que vinieron el año pasado. Recordemos que esta es su segunda participación en el Concurso. La Callejita ha tenido buenos puntos en los cuplés, y sobretodo nos quedamos con que el público aguantó hasta el final en los asientos, por lo que este año los chicos pudieron disfrutar de un patio de butacas lleno hasta casi el 100% de su capacidad. Pasaron de una generación nini a una generación muy culta. ¿Con qué nos sorprenderán el año que viene?

Noticias relacionadas

Comparte