Reacciones ante la copia chilena del Carnaval de Badajoz

Hablamos con algunas de las comparsas pacenses que han visto su trabajo en manos ajenas.

Reacciones ante la copia chilena del Carnaval de Badajoz

La noticia saltaba dentro una comparsa pacense hace escasos días, pasaba a Internet y, en unas horas, los medios locales se hacían eco de ella. Nunca en Badajoz se había hablado tanto de una provincia chilena en tan poco tiempo.

En San Antonio, ubicada dentro de la región de Valparaíso, Chile, también son aficionados al Carnaval. Desde hace unos años celebran la fiesta a la misma vez que nosotros pero, eso sí, disfrutando de la temperatura estival. Sin embargo esto no ha impedido que adopten trajes de muchas de nuestras agrupaciones como si de originales se trataran. Solo hay que echar un vistazo en internet y aparecerán bastantes ejemplos: algunos grupos chilenos copian un traje pacense tan solo uno o dos años después de haberlo visto en nuestro desfile de comparsas.

Desde esta web hemos querido servir de altavoz para algunas de las comparsas que han visto cómo su trabajo cruzaba el charco sin tener siquiera conocimiento de ello. ¿Es esto una muestra de la buena salud y la vistosidad del Carnaval pacense o es un ruin plagio del que debemos hacernos eco?

No hay nadie mejor que los propios grupos para contestar a esta pregunta y, en líneas generales, las opiniones coinciden: hay algo en este asunto que hace que se sientan honrados de ser imitados en otra punta del mundo. Andrés Gordillo, representante de la comparsa Vas como quieres, señala que esto demuestra que el Carnaval de Badajoz es referencia en muchos lugares y que debe ser motivo de orgullo el hecho de que cada año echen una mirada hacia la ciudad. Esta opinión es compartida por Raquel Lozano y Javi González, presidentes de Wailuku y Cambalada respectivamente. Este último añade “no nos molesta, la verdad que hasta nos halaga que haya otros países que se fijan en el Carnaval de Badajoz”.


Desde la comparsa Los riki's van incluso más allá: “sinceramente, nos ha gustado. Nos sentimos halagados de ser copiados: nos da a entender que lo debemos haber hecho bien y que nuestro trabajo gusta. Este año hemos tenido muchas críticas por el traje, así que este detalle por parte de los chilenos ha hecho que nos suba el ánimo y las fuerzas para mejorar, para gustar ¡e incluso para que sea copiado!”. “No estamos molestos, al revés, nos ha gustado mucho y nadie se ha enfadado” son las palabras de La Kochera.

Sin embargo una vez superada la sorpresa inicial es cuando los componentes escrutaron los trajes a conciencia. “Lo que está claro es que el traje visto de lejos se parece, pero en cuanto te fijas de cerca no tiene similitud ninguna nada más que en los colores: se nota que los materiales, las calidades y sobre todo el trabajo que realizamos nosotros en el traje ellos no lo llevan ni de broma, así que por mucho que nos quieran copiar al final solo se llevan la idea y no el resultado final, que dista bastante del pacense” dice Javi González. Esta idea también es compartida por Raquel Lozano “La diferencia entre el traje de ellos y el nuestro es abismal. Ellos no han usado ni siquiera todo el traje al completo como hicimos nosotros. Nos han copiado la idea, la ejecución, pero no los materiales ni la elaboración propiamente dicha. Nosotros tenemos un traje muchísimo más elaborado, a la vista está”.

Ciertos rasgos de reivindicación y reconocimiento de originalidad se dejan entrever en conversaciones con algunos de los grupos, pero hay algo que comparten todas las agrupaciones con las que hemos hablado: la idea de promover un contacto con la localidad chilena. Los representantes de La Kochera dicen que “lo que sentimos ahora mismo es curiosidad de saber cómo nos encontraron y qué piensan de nuestro Carnaval”. “Esto nos hace pensar que es poca aún la promoción que hacemos y que hacen las autoridades de nuestro Carnaval... Cosas como estas deben hacernos tomar impulso para hacer ver a todos nuestra fiesta” señala Gordillo. Quizás sea Lozano la que resume con sus propias palabras la idea común: “Ha quedado demostrado que nos miran, nos observan desde muy lejos y eso hace que nos planteemos si debemos internacionalizar esta fiesta tan creativa, lujosa y original”.

Nos queda por saber si hay más agrupaciones que verán su propio reflejo al otro lado del charco o si en años sucesivos seguirán produciéndose copias de este tipo. Lo que está claro es que San Antonio ha logrado posicionarse en el mapa de los aficionados pacenses al Carnaval.

Comparte