Crónica de la primera semifinal de 2016

Arranca esta fase del concurso con un nivel muy alto.

Crónica de la primera semifinal de 2016

 

Los Camballotas

Los oliventinos convirtieron de nuevo ayer el López de Ayala en Río de Janeiro para venir a presentarnos a nuestra selección de deportistas olímpicos. Aunque les costó un pelín levantar al público, nada más llegar a los pasodobles consiguieron de nuevo meterse al teatro en el bolsillo. El primero, sobre las malas artes del concurso, una de las cara más feas del Carnaval. El segundo, dedicado a Chiqui, Regaña y a Juanjo, quienes el año pasado fueron sus mentores y de los que han aprendido. Tienen las ganas, la energía y las buenas ideas. No deberíamos descartar ver a Los Camballotas en la ronda final de Concurso de murgas.

 

Al Maridi

Los niños de guardería volvieron haciendo gala de su puesta en escena. Traen dos pasodobles en los que por un lado protestan por el acoso escolar en primera persona y por el otro que votemos al gobierno con el miedo a que ganen los nuevos partidos. Como de costumbre, su música es de una calidad espectacular, destacando la entradilla a los pasodobles. A grito de "menos lentejas y más carnaval" acabaron de ganarse el corazón de quienes aun no habían escuchado el repertorio de estos niños. De nuevo repasaron la actualidad en cuplés y popurrí, y cabe destacar la presencia de Francisco Fragoso, el alcalde, que se tomó muy bien todas las cosas que le criticaron de la manera más cómica.

A contragolpe

Los chicos han venido a dejárnoslo claro: la comida no la comparten. Lo que si que consiguieron es dejarnos con hambre a todos. Esta vez han variado ambos pasodobles, dedicando el primero a los clubes de fútbol infantil, donde entrenadores ponen por delante una victoria antes que el desarrollo que esta actividad puede aportarle a los niños. El segundo vuelve a centrarse en la juventud, pero más concretamente en que podremos esperar de ellos con el ejemplo que ven el nuestra televisión: es una crítica a los programas y series que no aportan nada más que malos hábitos a imitar. En entrevistas a los medios lo han dejado claro, ellos han venido a disfrutar ante todo y si de paso pasan de ronda, perfecto, pero lo que quieren es pasarlo bien y hacer reír al público.

Serendipity

Esta ha sido sin duda alguna la actuación más emocionante de la noche. Lady Ganga ha conseguido de nuevo entrar en la semifinal y vienen pisando fuerte. Si el primer pasodoble sobre el maltrato ya se ganó la aceptación del público, el segundo nos dejaría a todos con las lágrimas en los ojos. Sancho, uno de los componentes de la agrupación está luchando contra una enfermedad, y sus compañeros le han dedicado un precioso pasodoble sin él saberlo. "Venía pisando fuerte, pero chocó contigo" y es una verdad como un templo, pues hemos visto como esta cajera sigue al pie del cañón con sus carnavales. Este emotivo momento acabó con un sonoro y duradero aplauso que casi hace que el semáforo se les ponga en rojo. La actuación se terminó desarrollando al mismo nivel que empezó y con un público volcado. Serendipity está ganándose a pulso entrar pronto en una final.

Los Mirinda

La peña Ultrasol llegaba con ganas de saltar al ruedo (o en nuestro caso a las tablas) a darlo todo, y así lo hicieron. Con más confianza que en las pasadas preliminares, su actuación destacó por sus pasodobles que tenían una música muy buena y una letra que gustó bastante basándonos en los aplausos que se escuchaban en el teatro. Teatro que por cierto se lleno de pañuelos blancos para pedir como a los toreros las orejas que a ellos se les otorgue un puesto en la final. Veremos como se portan las puntuaciones con Los Mirinda y si pueden optar a subir a faenar una vez más.

Noticias relacionadas

Comparte